fbpx

Vinos de Ronda

Un recorrido por la historia de los vinos de Ronda

La ciudad de Ronda es cada vez más conocida en Andalucía por su cultura vinícola y sus pequeñas y cercanas bodegas, lo que a la vez hace que los vinos de Ronda sean más y más populares. Distintas cepas, técnicas de cultivo y la idiosincrasia de cada productor han dado lugar a una gran variedad de vinos locales que quienes nos visiten podrán encontrar en la gran mayoría de bares y restaurantes de Ronda así como en los pequeños comercios, todos ellos conscientes de la importancia de promover un producto de Km0 tan afinado como, en este caso, el vino de Ronda.
 
Y es que nuestra ciudad no es famosa por sus vinos por azar. Ya en la ciudad romana de Acinipio, yacimiento arqueológico ubicado a 20 kms de Ronda (merece la pena visitarlo si vas a pasar unos días en nuestra ciudad), en los años 47-44 aC la vid formaba parte de la base económica de la sociedad del momento tal y como demuestra la diferente documentación encontrada hasta la fecha. La orografía de la zona, caracterizada con paisajes con viñedos en pendientes, y los métodos de cultivo y recolección fueron dando renombre a nuestros vinos, que a lo largo de los siglos la Administración Pública fue protegiendo, confirmándose así la relevancia económica del mismo. Fe de la tradicional historia del vino la dan algunas bodegas con historia que encontraremos por la zona, como la espectacular bodega Descalzos Viejos, que se alza sobre un convento trinitario del siglo XVI. Tal y como los propios propietarios indican en su web, desde 1998 “el proyecto ha supuesto la recuperación del edificio principal y sus jardines, huertos, estanques, fuentes y entorno, gracias a una exhaustiva y minuciosa restauración, reintegrando y consolidando todos los elementos arquitectónicos y artísticos originales susceptibles de ser recuperados”. Arquitectura, historia y enología se fusionan en este espacio para transportarnos al pasado y enseñarnos más de la trayectoria evolutiva de los vinos de Ronda.
Pero no todo ha sido de color de rosa en la historia vitivinícola de Ronda. A finales del siglo XIX se produjo una plaga de la filoxera, que entró en nuestro país por tres focos principales nada más y nada menos: Oporto, Gerona y la cercana ciudad de Málaga. De hecho, el primer registro de filoxera en España data de 1878 y se ubica precisamente en esta última ciudad, más concretamente en la finca La Indiana en Moclinejo. El avance en toda la comunidad autónoma fue más que veloz; así, este insecto causó daños irreparables en los viñedos de la zona de forma que pasarían décadas hasta poder volver a recuperar nuestra tradición vitivinícola de manera segura. 
 
A finales del siglo XX y en pleno siglo XXI, vinicultores locales y extranjeros comenzaron de nuevo a confiar en el terreno y a retomar el apasionante mundo de la vinicultura hasta llegar a elaborar excelentes vinos que hoy por hoy se encuentran bajo las denominaciones de origen Málaga y Sierras de Málaga. Actualmente podrás encontrar más de 20 bodegas en Ronda, muchas de las cuales están incluidas en la Ruta del Vino, donde podrás adentrarte en la diversidad e idiosincrasia de los vinos de Ronda gracias a sus visitas guiadas y catas. Desde Entrelenguas también queremos proponerte una forma diferente de conocer este fascinante mundo con nuestra cata de vinos de Ronda, aunque también podrás probar diferentes vinos en nuestros cursos de cocina. 
 
Te animamos encarecidamente a que durante tu estancia en Ronda no dejes pasar la oportunidad de adentrarte en la historia y cultura vitivinícola de la zona. ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y comparte tus recomendaciones con nuestros lectores!
Mar Rodríguez

Mar Rodríguez

Deja un comentario

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print