La declaración de la renta en España

Declaración de la renta ¿Qué debo saber?

Cuando permaneces en España la mayor parte del año (más de 183 días) eres un residente fiscal del país y por tanto estás obligado a hacer “la declaración de la renta” o, en otras palabras: “la declaración tributaria”. En el presente artículo puedes aprender qué es y cómo se conforme con dicha declaración.

Income Tax Return

Para empezar, conviene subrayar la palabra “renta”, la cual puede ser confusa. Un significado de la palabra (quizás lo más conocido) es “lo que se paga por el alquiler de algo”, por ejemplo la renta de un piso que paga un inquilino a su casero. Exactamente como la palabra “rent” en inglés. No obstante, aquí se aplica otra definición, concretamente: “beneficio o utilidad que produce algo periódicamente”.

Cada persona física está obligada a contribuir con una parte se su “renta”, o sea, el dinero que produce periódicamente, al estado. Esta contribución se llama el “IRPF”. Esta abreviatura significa “Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”. Normalmente se paga el IRPF a través del trabajo. El empleador retiene una parte del salario del empleo, llamada “retención”, y la paga al estado de forma mensual. Aquellos que trabajen por cuenta propia (los trabajadores autónomos) tienen que pagar esa retención ellos mismos por medio de la declaración de IRPF que hacen cada trimestre.

Para resumir, seas autónomo o trabajes por cuenta ajena, haces pagos fraccionados del IRPF durante el año. Sin embargo, cada año tienes que hacer también una declaración general en la que se refleja todos los ingresos y gastos (deducibles) que hayas tenido durante un año. Con este resumen anual se comprueba si tienes que pagar más al estado o si tienes derecho a una devolución. La calculación considera varios factores, pongamos por caso: tu trabajo, edad, situación familiar, vivienda, etc. 

Dado que ya estamos informados y tenemos claro lo qué es exactamente la declaración de la renta, ahora vamos a fijarnos en su procedimiento. En primer lugar es importante que sepas que el año fiscal en España es igual al año de calendario, es decir, del día uno de enero hasta el día 31 de diciembre. ¡No te preocupes! No hace falta tramitar la declaración directamente después de comerte las uvas.* Tienes algunos meses de preparación antes de que tengas que cumplir esta tarea.

* En España es habitual en nochevieja comer 12 uvas, una con cada campana del reloj.


El plazo para hacer el trámite se inicia normalmente al principio de abril y la fecha límite es a finales del mes de junio. La gestión, inspección y recaudación de los impuestos está en las manos de la Agencia Tributaria, o para ser más específico, la “Agencia Estatal de Administración Tributaria” (la AEAT). Es un organismo público independiente que forma parte del Ministerio de Hacienda, cuya misión es colectar todos los impuestos del estado y distribuir el dinero sobre los servicios públicos.

En cuanto a cómo hacer la declaración de la renta, hay varias posibilidades. Las personas quienes no tengan que añadir datos, visto que la AEAT dispone de todo su información, pueden utilizar una aplicación móvil sencilla. Con esa se puede pasar por el proceso con unos pocos clics. Aquellos que tengan una declaración más compleja tienen que dirigirse al programa online”. (Necesitas tu DNI o NIE para entrar en la plataforma.)

declaración de la renta

Alternativamente puedes declarar la renta por teléfono con el servicio “Le Llamamos” que ofrece la AEAT. Puedes solicitar una cita telefónica gratuita de 15 minutos con un gestor de la Agencia Tributaria que te ayuda a rellenar los datos. Por otra parte este año se introduce también la asistencia por videollamada que te permite contactar con un profesional a fin de resolver las dudas tributarias.

Otra opción es ir a una de las oficinas de la Agencia Tributaria para hacer la declaración en persona (de forma “presencial”). Es necesario que pidas una cita previa online o con la aplicación de la AEAT. No esperes hasta el último momento, porque las plazas son limitadas. Además hay graves multas cuando no presentas la renta en tiempo o cuando cometes errores. Por consiguiente, muchas personas contratan a un gestor para revisar o hacer su declaración de la renta y así evitar posibles problemas.

Para terminar enfatizamos que la declaración de la renta es algo complicado, de ahí que es recomendable que te informas bien y por adelantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print

Fill this form in to get in touch!