El autoaprendizaje de español

La importancia del papel activo del estudiante en su propio proceso de aprendizaje 

Con motivo del taller ofrecido por Helena Blanco, coach y comunicadora, sobre el fomento del aprendizaje autónomo, hemos querido conversar un poco más con ella sobre la importancia del papel activo del estudiante en su propio proceso de aprendizaje.  Aprender algo nuevo, en este caso español, es siempre un reto, y se puede convertir en una experiencia muy enriquecedora. Si además, fomentamos la autonomía del estudiante en su proceso de aprendizaje, esta experiencia puede ser todavía mucho más beneficiosa. 

Entrelenguas: Empezamos por lo básico Helena, ¿qué es esto del aprendizaje autónomo?

Helena: Se trata de un modelo que promueve el compromiso real del alumno hacia su propio aprendizaje. El alumno se convierte en el protagonista de su proceso, y juega un papel esencial en la planificación de sus objetivos, programación de sus recursos, identificación de limitaciones y obstáculos, superación, autoevaluación, y reconocimiento y celebración de sus logros. El alumno pasa de ser pasivo a activo. En el aprendizaje autónomo, el alumno autoregula y autogestiona su aprendizaje. Conoce sus puntos fuertes, sus áreas de mejora, y trabaja con conciencia y motivación para conseguir sus objetivos de forma disciplinada.  En concreto, en el aprendizaje del español, el desarrollo de estrategias que fomenten nuestra autonomía como estudiantes, complementará lo trabajado en clase, suponiendo un factor clave para la comprensión y la aplicación real del conocimiento.

E: ¿Cuál es el primer paso para crear una rutina de aprendizaje autónomo?

H: Como primer paso diría que es esencial revisar el nivel de motivación respecto al objetivo, en este caso, aprender español; y valorar en qué medida está relacionado con el propósito personal. En segundo lugar, sería conocer cuáles son nuestras fortalezas y debilidades. Una herramienta muy útil, como punto de partida, puede ser el DAFO

E: Y una vez hecho esto, ¿qué puede hacer el estudiante para crear una rutina de aprendizaje autónoma realista?

H: Algunas de las acciones que facilitan la creación de este tipo de rutina son:  

  • Definir los objetivos de estudio de forma concreta y efectiva; los objetivos han de ser objetivos específicos, medibles, alcanzables, realizables y que podamos temporalizar. Para definirlos, podemos aplicar el modelo SMART o MARTE en español, acrónimo que nos da las pautas para la clarificación de nuestros objetivos: (M) Medible, (A) Alcanzable, (R) Realista, (T) Temporalizables, (E) Específico
  • Identificar el tiempo libre real del que disponemos y que vamos a dedicar al estudio de español. Se recomienda fijar días y horas en la semana, ya que la rutina y el orden favorecen la concentración. Es mejor comenzar con un número menor de horas e ir aumentando según avanzo mi estudio, que hacerlo a la inversa.
  • Escoger el mejor lugar para el estudio: un espacio que nos guste, nos haga sentir cómodos, preferentemente con luz natural y con espacio para organizar de forma práctica nuestros materiales. 
  • Organizar y trabajar el material de clase: la organización previa del material nos ahorra tiempo de búsqueda y favorece la concentración y agilidad mental. Para facilitar el trabajo autónomo del material de estudio se recomienda el uso de esquemas, mapas mentales, relecturas, listas de vocabulario, etc. 
  • Es importante también, reconocer y listar (es como si hiciéramos un inventario) las distracciones, interrupciones e interferencias más comunes que en nuestro estudio se suelen dar, con el objetivo de manejarlas para minimizarlas. 
  • Ejercer la autoevaluación: el estudiante autónomo ha de evaluar su proceso con diferentes herramientas para confirmar y validar su aprendizaje.
  • Crear y fomentar relaciones de cooperación con compañeros de estudio y profesores a través de distintas plataformas y herramientas. Estas relaciones aumentan nuestra confianza y nuestra sensación de pertenencia al grupo. 

E: ¿Qué beneficios tiene el poder llevar a cabo una rutina de aprendizaje autónoma?

H: Cuando aprendemos de forma autónoma, experimentamos una mayor sensación de libertad, curiosidad y positivismo. Ejercitamos nuestra capacidad crítica y autocrítica, nuestra capacidad intelectual y de superación. También percibimos una mejora en la comprensión de conceptos, creatividad y autodisciplina. Como vamos cumpliendo objetivos, a su vez, mejoramos nuestra autoestima y liderazgo. Llevando este tipo de rutinas, hacemos del aprendizaje una experiencia enriquecedora, y creamos un modelo efectivo que podemos aplicar en otras áreas de nuestra vida. 

El autoaprendizaje de español

E: ¿En qué nos puede ayudar un proceso de coaching individual a la hora de conseguir una mayor autonomía como estudiantes?

H: Es genial que me hagas esta pregunta, Mar, ¡gracias! Podríamos decirlo de muchas maneras, a mí me gusta cogerle prestadas las palabras a uno de los grandes del coaching, John Whitmore: “el objetivo de un proceso de coaching es liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño y satisfacción; consiste en ayudar a aprender en lugar de enseñar. En un proceso de coaching no se dan respuestas, es la persona quien diseña y crea sus propias respuestas”. 

Si os decidís por contar con un coach profesional, podéis tener la seguridad de que contaréis con un acompañante  incondicional que os animará a comprometeros, a pensar por vosotros mismos de forma autónoma y a que os responsabilicéis de vuestro proceso de aprendizaje. Como coach, os ayudaré a encontrar vuestro camino, a eliminar barreras, y a sacar vuestra mejor versión para alcanzar vuestro objetivo, en este caso, aprender español de forma satisfactoria. 

E: Y eso en la práctica ¿cómo se hace? 

H: En el proceso, identificaremos los comportamientos que nos ayudan o nos dificultan a la hora de aprender español, conociendo nuestras creencias y emociones que están detrás de esos comportamientos ya que no es lo mismo aprender el idioma teniendo el condicionamiento, es decir, la creencia interna de: “no seré capaz de aprender español, siempre se me han dado muy mal los idiomas”, a cambiarla por: “soy capaz de aprender español como he aprendido otras muchas cosas en mi vida”. También definiremos de forma clara las metas, y diseñaremos un plan de acción realista y alcanzable que permita conseguirlas.  Identificaremos habilidades y recursos y, por supuesto, celebraremos tus logros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print

Fill this form in to get in touch!