El roscón de Reyes

¿Cuál es el origen de esta popular tradición navideña?

Una de las tradiciones españolas más queridas de la Navidad es la degustación de un roscón de Reyes en familia. Si uno tiene suerte, encontrará dentro de una porción de este famoso bollo una moneda o un haba. En algunos casos, una figurita del portal de Belén. Ahora hay una gran variedad de roscones, con frutas escarchadas o sin frutas, con nata o sin ella. En todos los casos, a los niños les encanta tomar el roscón de Reyes el día seis de enero, después de haber abierto los regalos que los Reyes Magos dejan a los niños durante la noche del cinco de enero.

Orígenes

Para conocer la historia de este bollo redondo tenemos que viajar hasta el siglo II a.c. donde los campesinos y esclavos festejaban la finalización del trabajo con unas fiestas paganas que se llamaban “los saturnales”. Cuando la religión cristiana se impuso en España, las fiestas paganas dejaron de celebrarse pero se mantuvo el tradicional bollo o rosco. Un tiempo después, a la tradición del bollo se unió la tradición del haba. El haba, por esos tiempos, era símbolo de fertilidad; aquel al que le tocara el haba del rosco tendría prosperidad y era coronado como Rey. Estos símbolos fueron evolucionando, se introdujo una moneda como símbolo de prosperidad y se quedó el haba como símbolo de mala suerte. 

En el siglo XIX se asoció este famoso bollo a los festejos navideños, y concretamente se decidió que fuera el día de Reyes. A partir de ese momento se le denominó roscón de Reyes.

Dónde se toma el roscón de Reyes

La tradición de celebrar la fiesta de los Reyes Magos y con ella la degustación del roscón de Reyes está muy extendida por toda España. Es una tradición que se mantiene gracias a las familias, las instituciones públicas y los medios de comunicación. Esta tradición también se celebra en otros países de Europa como en Bélgica, Austria y Polonia. En otros países se celebra en algunas zonas, pero no en todo el país. Hay también algunos países de América Latina que han mantenido la tradición exportada por España durante la época de la colonización. Entre estos países encontramos México, Argentina, Uruguay, República Dominicana, Colombia o  Venezuela.

Elaboración

El roscón de Reyes está hecho con productos básicos. No olvidemos que en su origen era una comida de esclavos. Para hacerlo necesitamos harina, mantequilla, huevos, azúcar, leche, levadura, ralladura de naranja, agua de azahar y almendras en láminas. Se puede decorar con frutas escarchadas y a veces pueden ir relleos de nata montada. Elaborar un roscón puede llevarnos entre una hora y media y dos horas. Luego hay que dejarlo en el horno unos veinte minutos. La realidad es que no es tan fácil de cocinar. Por eso las familias lo compran en las panaderías; en las más populares hay que encargarlo con antelación, para asegurarse un roscón el día de Reyes. 

En la actualidad existen campeonatos para elegir los mejores roscones de Reyes por provincias. Incluso, algunos medios de comunicación, como Vogue España, elaboran sus propias listas con los mejores roscones de Reyes de toda España. En el año 2021 las panaderías más reconocidas para vender estos bollos se encontraban en Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca (Islas Baleares).

El roscón de Reyes es una de las tradiciones navideñas españolas más bonitas y extendidas. El viajero que llegue al país durante la primera semana de enero se encontrará todas las panaderías llenas de estos bollos deliciosos y se sentirá en la obligación de degustar alguno. ¡Cuidado con el haba! Que te puede traer mala suerte. ¡Disfrutad!

Violeta de Rueda

Violeta de Rueda

Profesora en prácticas de Entrelenguas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share this post

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en print

Fill this form in to get in touch!