Los conectores en español

¿Conoces los conectores que utilizamos en español?

Los conectores del discurso sirven, como su propio nombre indica, para relacionar ideas. Nos permiten conectar una oración con otra y, por tanto, construir y comprender textos, ya sean orales o escritos. En definitiva, nos facilitan la comunicación tanto a hablantes como a oyentes. 

Si bien nacieron para hacernos la vida más fácil, a veces pueden dar lugar a ciertas confusiones. Esto se debe, entre otras características, a que son muchos y muy variados, por lo que a veces son difíciles de clasificar ¡incluso para los propios lingüistas!

Es por eso que si estudias español y realizas una búsqueda en Internet, encontrarás innumerables listas de conectores con agrupaciones que no siempre coinciden entre sí. Pero, ¡que no cunda el pánico! No hace falta aprenderse listas inabarcables de memoria para saber usar los conectores en español adecuadamente. 

Entonces, ¿qué es lo realmente importante? Comprender su significado dentro del texto u oración en el que se encuentran. En otras palabras, entender qué quieren expresar dentro de un contexto determinado. Sin duda, esta es la mejor herramienta para, como estudiantes de español, ir ampliando nuestra propia lista mental de conectores. Además de usarlos adecuadamente, debemos saber porqué.  Así que como dice la expresión… ¡Despacito y con buena letra!

Tipos de conectores discursivos

Como decíamos, la principal función de los conectores es la de guiar en el discurso, conectar ideas. Y, claro… hay tantos tipos como ideas quieras conectar. De este modo, encontramos conectores argumentativos y contraargumentativos, sumativos, reformuladores, etc. En este artículo vamos a ver y a comparar dos tipos: los conectores consecutivos y los justificativos

Mientras que los conectores consecutivos sirven para expresar la consecuencia de algo, los conectores justificativos nos permiten justificar una acción, es decir, expresar por qué hemos hecho algo. Es por eso que muchos autores los denominan conectores causales, pues muchas veces coinciden con la causa de una acción.

Hasta aquí todo esta muy claro, ¿verdad? ¡El problema es que en la vida, a veces no está tan claro cuáles son las causas y cuáles las consecuencias! Por eso, estos dos tipos de conectores pueden llegar a mezclarse o confundirse. Y por eso hemos querido tratarlos y compararlos en este mismo artículo. 

los conectores en español

Conectores Consecutivos

Los conectores consecutivos introducen la consecuencia o el efecto que tiene lugar tras una argumentación previa.

Por ejemplo:

«No se pusieron de acuerdo, por consiguiente, siguieron sin dirigirse la palabra»

(X personas no llegaron a X acuerdo. La consecuencia de ese hecho es que continuaron sin hablarse).

Otra característica de los conectores consecutivos es que pueden dividirse en conectores aislados (separados por comas), y conectores integrados en la oración. Estos últimos, como veremos en los ejemplos, suelen contener la conjunción “que”:

«Ayer no funcionaba el metro. Por eso, llegué tarde a clase» (Conector consecutivo aislado)
«Ayer no funcionaba el metro, así que llegué tarde a clase» (Conector consecutivo integrado)

Veamos más ejemplos:

«No entendí bien tu mensaje; de ahí que no te respondiera inmediatamente»
(observa el uso obligatorio del subjuntivo que requiere el conector)
«Parece que el viernes lloverá toda la tarde. Con lo cual, nos quedaremos en casa cocinando tranquilamente»
«No tenemos mucho tiempo. Por lo tanto, vamos a dividirnos las tareas«
«Este año has sacado muy malas notas, conque no te hagas ilusiones de irte a la playa con tus primos» (uso muy coloquial)

Conectores Justificativos

Los conectores justificativos, por otro lado, son aquellos que sirven para justificar o explicar el por qué de una acción y pueden identificarse por poder sustituirse por porque + verbo conjugado o por + sustantivo/infinitivo

«Como últimamente no hago apenas deporte, he ganado tres kilos» (he ganado tres kilos porque…)
«Se convirtió en un escritor de renombre a causa de su talento y su constancia»
«Siempre he querido un coche rojo. Por ese motivo, decidí pintar el mío la semana pasada»

Entonces ¿Consecutivo o justificativo?

En definitiva, tanto los conectores consecutivos como los justificativos ponen en relación una consecuencia y una causa. Entonces ¿Qué es lo que los diferencia?

Si ponemos el foco de atención en la causa, hablaremos de conectores justificativos; si ponemos el foco en la consecuencia, entonces nos referiremos a conectores consecutivos.

Como decíamos al principio, a veces en la vida las causas y las consecuencias están entremezcladas, por lo que en algunas situaciones podemos usar ambos tipos de conectores. Como se suele decir… ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Volvamos a algunos de los ejemplos ya expuestos para reflexionar entorno a esto:

«No entendí bien tu mensaje; de ahí que no te respondiera inmediatamente»

No entendí tu mensaje. La consecuencia de ese hecho fue: que no te respondí inmediatamente. Por tanto es un conector consecutivo. Sin embargo:

«Debido a que no entendí tu mensaje, no te respondí inmediatamente»

La razón por la que no te respondí fue que no entendí tu mensaje. Por tanto, estamos usando un conector justificativo. 

Entonces ¿cuál de las dos oraciones es más adecuada? ¡Las dos! Todo dependerá qué matiz quieras dar a tu discurso. 

En resumen, si quieres tener un amplio abanico de conectores para dejar a tus amigos con la boca abierta cuando te oigan hablar español, lo mejor que puedes hacer es poner atención cuando lees, ves una película o conversas con alguien en español y reflexionar sobre cómo y cuándo se usan los distintos conectores. Hoy te hemos dejado algunos ejemplos de conectores consecutivos y justificativos.

¿Conoces más? ¡Anímate a compartirlos con nosotros en los comentarios! 💚

Las fotografías que hemos utilizado para editar este post son de @Alexis Brown. ¡Muchas gracias por compartir tu trabajo!

Teresa Fernández

Teresa Fernández

Tutora de Ele de Entrelenguas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print

Fill this form in to get in touch!