fbpx

Aprender español en Andalucía

Algunas curiosidades sobre el español de Andalucía

Hoy, 28 de febrero, estamos de celebración en nuestra comunidad autónoma: es el día de Andalucía. Habrá actos institucionales en las capitales de provincia, desayunaremos molletes con aceite y sal, y habrá también quién decore sus balcones con bonitos geranios y banderas. Pero nosotros aprovechamos la oportunidad para compartir con todos nuestros lectores algunas curiosidades del dialecto andaluz, ese tan auténtico y genuino que, en caso de que seas extranjero y estudies español, seguro te ha dado algún que otro quebradero de cabeza en más de una ocasión. ¡Vamos allá!

Aprender español en Andalucía puede ser una verdadera experiencia. ¿Sabías que…?

  1. El seseo (es decir, pronunciar con /s/ el sonido /θ/) no es un rasgo únicamente andaluz, sino que también lo encontramos en las Islas Canarias, Valencia e incluso Galicia (además de por supuesto en todos los países de Latinoamérica). Su origen, cuentan, se dio en la ciudad de Sevilla entre los siglos XVI y XVII. Mientras que en Castilla los fonemas del castellano /s/ /z/ /ts/ y /dz/ se reorganizaron y redujeron a dos (/θ/ y /s/), en Andalucía los mismos confluyeron a únicamente uno: /s/.  Dicen que el ‘ceceo’ surgió entre la población más pobre cuando intentaban imitar el seseo característico de personas de clase socio-cultural baja, cometiendo así un “error fonético” aún mayor. Por eso durante mucho tiempo el ceceo se ha visto estigmatizado.
  2. Muchas palabras del andaluz tienen su origen en el inglés por su proximidad con Gibraltar. Así, por ejemplo, no será de extrañar oír a un gaditano pedirle a su amigo que esté alinguindoi mientras va al baño, o lo que es lo mismo, estar pendiente o al loro (del inglés look and do it). Si tenemos en cuenta que el espanglish está en auge, ¡quien sabe si pronto tendremos que hablar de andalunglish!
  3. Existe una región entre Málaga, Córdoba y Sevilla conocida como la “Andalucía de la e” (así la denominó Dámaso Alonso) donde las terminaciones en -al y -ar se hacen con /e/. Así ‘dibujar’ se pronunciaría como /dibuhé/ o ‘casas’ se diría /case/. ¡Estaos alinguindoi la próxima vez que visitéis ciudades como Lucena, Estepa o Alameda!
  4. La pronunciación de algunos fonemas cambian drásticamente según estemos en el este u oeste de Andalucía. Así, la j de jarrón se pronunciará aspirada (/h/) en la zona de Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla, pero extremadamente pronunciada en las provincias de Jaén y Granada. Algo similar ocurre con la ch de, por ejemplo, la palabra coche. Los gaditanos dirán /koshe/ mientras que en el este andaluz se pronunciará de manera fricativa. 
  5. Si bien el andaluz tiene fama de perder la s implosiva lo cierto es que los andaluces podemos reconocer a la perfección cuando una palabra es plural o singular a pesar de que no pronunciemos la s final. Esto se debe a que la pronunciación de la última vocal se realiza de manera más abierta, así que si quieres adoptar el acento andaluz no solo tendrás que dejar las eses a un lado, sino también agudizar el oído para pronunciar correctamente las vocales finales.

Como ves, aprender español en Andalucía es sin duda, una experiencia asegurada ¿Y tú? ¿Qué otras cosas destacarías del andaluz? ¡Déjanos en los comentarios cuál es tu palabra favorita o lo que más te gusta de nuestro dialecto!

Mar Rodríguez

Mar Rodríguez

Profesora y Directora Académica de Entrelenguas

Deja un comentario

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print